Qué es el Perfilaje Ecológico?

Se denomina Perfilaje Ecológico al registro eléctrico que se realiza en un pozo guía de una perforación petrolera.
Tiene como objetivo dejar un precedente del estado de los acuíferos presentes en la zona hasta los setecientos metros de profundidad, en el momento de comenzar las tareas de perforación.
Si bien forma parte de una reglamentación medioambiental aplicada en nuestro país por algunos estados provinciales, representa para el operador del campo petrolero, una herramienta irreemplazable desde el punto de vista preventivo en lo que se refiere a contaminación de suelos y acuíferos, siempre que se tomen algunos recaudos respecto de la metodología aplicada para realizarlo.

Cuál es la metodología más adecuada para este tipo de registro?

La reglamentación vigente en la provincia de Mendoza exige correr resistividad, potencial espontáneo, rayos gamma y realizar un registro térmico en el intervalo de interés.

Cabe aquí realizar algunas observaciones:

Por ejemplo, el registro de rayos gamma, que puede ser categorizado como perfil litológico, no define bien en la zona de Cuyo para este tipo de perfiles porque es muy dependiente del calibre del pozo, recordemos que el registro se realiza normalmente en diámetros igual o mayores a 12 ¼», en los cuales las atenuaciones a través del fluido empiezan a ser importantes, y además porque las zonas permeables de la región presentan la particularidad de ser altamente radioactivas frente a las arenas limpias que se encuentran en otras zonas.

La resistividad es una propiedad del material que tiene que ver con el contenido de humedad del mismo. Esto es así porque la resistividad de todas las rocas reservorios en estado «seco» tiende a infinito o a valores muy grandes. Así, cuando en un perfilaje se mide la resistividad de una roca en una formación conocida, lo que se intenta determinar es la naturaleza del fluido que ocupa sus poros, es decir a menor resistividad medida, mayor conductividad del fluido poral y viceversa. Esa capacidad de discriminar fluidos con diferente conductividad dentro de una roca conocida se pierde cuando además de fluido hay aire, puesto que éste aumenta considerablemente los valores de resistividad enmascarando la lectura debida al fluido contenido parcialmente en la roca. Y ésta es justamente la condición que caracteriza a estos trabajos realizados a poca profundidad con la desventaja adicional de que el porcentaje de aire no es constante en función de la profundidad y es muy difícil de estimar.

La resistividad en términos de perfilaje ecológico ocupa solo el lugar de un registro litológico en lugar del gamma y no debería ser utilizado en forma cuantitativa para el cálculo de la resistividad del agua de formación.

Como contrapartida a estos dos perfiles mencionados, ampliamente usados en muchas aplicaciones geofísicas y que no dan buenos resultados en perfilaje ecológico, se solicitan también temperatura y potencial espontáneo, pero estos sí representan virtuosos exponentes de lo que sucede con el fluido más allá de las paredes revocadas del pozo. Por un lado la temperatura de lodo, en un pozo estabilizado térmicamente ofrece información respecto del gradiente geotermal de la zona, como así también de la salinidad del fluido poral y del porcentaje de saturación del poro, a través de un adecuado cómputo de la resistencia térmica de la formación. Esta última, es parámetro fundamental para la determinación del nivel estático de fluido en la zona. Por otro lado, el potencial espontáneo, íntimamente relacionado con la conductividad del agua de formación representa la herramienta más poderosa para la evaluación del acuífero en lo que se refiere a calidad de aguas, y como detector de zonas contaminadas. El potencial espontáneo digital desarrollado y perfeccionado por RS a lo largo de innumerables servicios en pozos de todo el territorio de nuestra república ha demostrado una superioridad total frente a los SP convencionales en lo que respecta a detección precoz de zonas ligeramente contaminadas, dato crucial para el cliente al momento de prevenir situaciones contaminantes, siempre presentes en la actividad petrolera.

Nuestra experiencia a lo largo de años en la zona nos ha demostrado que ante la falta de definición de algunas de las curvas utilizadas era necesario incorporar otra tecnología para completar el estudio. Así, a finales de la década de los 90’s incorporamos la conductividad de lodo como servicio estándar para nuestros perfilajes ecológicos. Fuimos la primera compañía en utilizar esta tecnología con este fin y continuamos utilizándola, porque complementa al potencial espontáneo para la evaluación de calidad de aguas, y porque representa en sí misma un control de calidad de lodo de perforación inigualable en esta etapa crítica para la preservación de los acuíferos.

Cómo se interpreta un perfilaje ecológico?
Basado en las observaciones anteriores queda clara la necesidad de contar con una herramienta de interpretación diseñada a la medida de las circunstancias. Esto es así por la sencilla razón de que tanto las lecturas de resistividad como las de porosidad obtenidas por medios convencionales en pozos someros resultan extremadamente altas a la hora de ser utilizadas cuantitativamente, y los ajustes por compactación y saturación respectivamente resultan en variaciones inadmisibles en los resultados que se desean obtener con la mayor precisión.

RS utiliza un software especialmente desarrollado para estas profundidades PROCLOG que brinda resultados sorprendentemente precisos y confiables bajo cualquier circunstancia y aún aplicables a lecturas obtenidas por otras compañías siempre que cumplan con algunas de las premisas señaladas en el punto anterior.

Obviamente el software ofrece ventajas sobre las lecturas obtenidas con nuestra tecnología, sobre todo en el aspecto preventivo y diagnóstico precoz de contaminación.

RS desarrolló el PROCLOG a los efectos de brindar al hidrogeólogo información valiosísima que no podría ser obtenida en forma directa desde la data cruda de los perfiles, cualquiera sea la compañía involucrada en la toma de las lecturas.

Brindamos así una herramienta adicional como paso intermedio entre el perfil de campo y la interpretación hidrogeológica, que brinda al analista nuevos y poderosos puntos de vista, fundamentales para un resultado objetivo y confiable.