Breve introducción a la interpretación de perfiles

Perfiles de resistividad:
La resistividad es la propiedad de los materiales que describe la capacidad de los mismos para oponerse al paso de la corriente eléctrica.
Los perfiles de resistividad miden esta capacidad a los efectos de poder conocer la naturaleza de los fluidos contenidos en los poros de la formación.

Los fluidos con diferentes salinidades están presentes en determinados niveles de la perforación pero además, la utilización de lodo o inyección como medio de arrastre y contención durante la perforación agrega un fluido extraño y diferente a la formación, el cual es importante tener en cuenta en el momento de realizar mediciones en el pozo. Por este motivo se utilizan para la medición de resistividad, dispositivos de medición con dos o más profundidades de investigación de tal modo de alcanzar la zona invadida por filtrado de lodo en forma independiente de la zona virgen conteniendo solo fluidos de formación.

Problemas asociados con las herramientas de resistividad no enfocadas:
Hasta 1950, el perfilaje eléctrico de resistividad consistía de una carrera simultánea de normal corta y larga, y lateral, obteniéndose tres profundidades de investigación diferentes con la lateral como la más profunda. A pesar de haber sido usadas en la industria del petróleo exhaustivamente por casi veinte años, los perfiles obtenidos resultaban muchas veces imposibles de interpretar, aún usando las incómodas cartas de corrección por efecto de pozo, espesor de capa y resistividad de capa adyacente. Finalmente se encontró que las lecturas eran completamente inservibles para alturas de capa menores a 1.5 veces el espaciamiento. El problema de estos dispositivos era que la dirección de la corriente de medición no era controlada, y tomaba el camino de menor resistencia, favoreciendo a los lodos conductivos y a las capas adyacentes que eran más conductivas que las capas frente a la herramienta.
Como consecuencia de esto, las curvas Lateral y Normal se fueron reemplazando por perfiles enfocados. En estos últimos se minimizan los efectos de capa adyacente y de pozo y se mejoran la resolución vertical y la profundidad de investigación. Dos buenos ejemplos de dispositivos de resistividad enfocados son la inducción eléctrica y el laterolog.

Potencial espontáneo:
Otro parámetro importante en la determinación de zonas permeables es el potencial espontáneo. Este es un potencial eléctrico de algunas milésimas de que se presenta naturalmente frente a capas permeables y su magnitud es proporcional al contraste de salinidades entre el fluido de formación y el lodo de perforación. Así, frente a capas permeables es esperable una respuesta importante de la curva respecto de la línea base que se obtiene frente a las arcillas. La curva se utiliza entonces como indicador de capas permeables y para el cálculo de la resistividad del agua de formación bajo determinadas condiciones.

Rayos gamma:
El perfil de rayos gamma representa la emisión de rayos gamma natural de la formación. Dado que las arcillas en general presentan niveles de emisión gamma significativamente mas altas que las arenas, la lectura de rayos gamma es utilizada como perfil litológico por excelencia. Debido a que la naturaleza de la medición permite correr el perfil en pozos entubados se utiliza también para correlacionar las lecturas de pozo entubado con las originales a pozo abierto, o bien para correlacionar con otros pozos vecinos.

Conductividad de lodo:
El perfil de conductividad ha sido introducido en la medición estándar a pozo abierto de RS, para proporcionar al perforador de un control de calidad periódico del lodo de perforación, de tal modo de evitar el uso de inyección conductiva en exceso que pueda provocar contaminación de los acuíferos a los que se pretende proteger.
La otra aplicación muy importante de este perfil a pozo abierto es la detección de los acuíferos con mayor presión, susceptibles de manifestarse modificando la conductividad del lodo en el momento del perfil. Si bien la inyección es diseñada para contener los fluidos de formación y crear un revoque que impida la entrada al pozo de fluidos de formación, en la realidad y muy a menudo, los acuíferos más importantes se manifiestan sutilmente modificando la conductividad de la columna de lodo permitiendo así ser localizados para lograr un ajustado diseño de la aislación. Esto ocurre solo en pozos de poca profundidad donde la presión hidrostática no es lo suficientemente elevada. De ningún modo podría verse este efecto en zonas más profundas pues el pozo no podría mantenerse en equilibrio bajo dichas condiciones.
A pozo entubado, el perfil de conductividad es probablemente la herramienta más potente en el diagnóstico de pozos de agua salinizados, pues permite medir frente a cada filtro el valor de conductividad del agua de formación y eventualmente diseñar una reparación de pozo que permita sacar de servicio las zonas productivas con mala calidad de agua y dejar el desarrollo en condiciones óptimas de funcionamiento.

Temperatura:
La temperatura del lodo en pozos estabilizados térmicamente refleja la temperatura de formación que bajo condiciones normales sigue al gradiente térmico de la zona, dato fundamental para el estudio en pozos termales. También se utiliza en la detección de pérdidas en cañerías de producción, en pérdida total o parcial de circulación en perforaciones, para corrección de la conductividad y para determinar horizontes saturados o salinizados.